lunes, 11 de julio de 2011

RIMA CONSONANTE EN MECANO

Si me permitís un pequeño divertimento, esta vez me escoro hacia el lado más friki del blog, para tratar un asunto que de manera casi obsesiva ha rondado mi cabeza desde hace tiempo: la rima consonante en las letras de las canciones del grupo MECANO.

Desisto con este artículo del proyecto de hacer un estudio más concienzudo sobre el tema, y brindo esta posibilidad a cualquier investigador más versado en rima y métrica, que en ello quiera profundizar.

De paso rindo tributo a mi amiga Ana (no la Torroja), que me inició en el estudio analítico de los versos mecanianos. Ella fue la primera que me puso y nos puso sobre la pista de lo rebuscado de algunas rimas, mientras los demás, ofuscado el intelecto y despreocupados, coreábamos las letras de las canciones que habíamos convertido en himnos sin darnos cuenta de esta curiosa circunstancia.

Empezaré con el análisis de una de sus canciones más aclamadas. Aprovechemos que la Caballé hizo una versión de “Hijo de la luna” para, con nuestra imaginación, visualizar a Montserrrat y oirla cantando algunos de sus versos que son claro ejemplo de rima consonante o perfecta (todos los fonemas coinciden a partir de la última vocal tónica):

Tonto el que no entienda.
Cuenta una leyenda,

La elección de palabras para rimar los versos, ha creado asociaciones hilarantes, a veces absurdas, comprometiendo al máximo el sentido de lo se quiere decir por mantener una línea melódica, pero saliendo airosos en la mayoría de las ocasiones y creando un estilo desenfadado y divertido, seña de identidad de MECANO.

En esta misma canción, que muestra el lamento de un gitano al creerse “corneado”, la luna por medio, encontramos otros dos ejemplos:

¿De quién es el hijo?
¡me has engañao fijo¡

¡Maldita tu estampa¡
este niño es de un payo
y yo no me lo callo.

Esta obsesión, común a los dos hermanos CANO, letristas del grupo, llega a situaciones inverosímiles viéndose forzados a crear nuevos títulos nobiliarios:

En la canción “No es serio este cementerio” nos encontramos con el panteón familiar de “los Duques de Medina y Luengo”. Consultada la Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional no hay registrado en sus fondos ningún Ducado que coincida con el apellido o topónimo “Luengo”. La causa de esta licencia no es otra que hay que buscar una rima con abolengo que aparece en un verso posterior “aquí hay gente de rancio abolengo”.

Más verosimilitud tiene la rima:

No hay marcha en Nueva York
y los jamones son de York

ya que los americanos sólo autorizaron la importación de jamones serranos a partir de 1995 y la canción es del año 1988. (Por cierto los primeros jamones a EEUU salieron desde una industria toledana).

Esta circunstancia no sólo se da en la rima entre dos versos. Figuras rítmicas que pueden emparentarse con la aliteración (mi mamá me mima), son utilizadas con el mismo sentido. El ejemplo lo encontramos en “Cruz de navajas”, otra de sus canciones bandera:

En este caso Mario se tiene que apellidar Postigo, porque él va a ser “testigo desde el portal”, de los cuernos (otra vez) que le pone su esposa María con otra compañía. Ella está cansada de esperar mojando en el café “magdalenas del sexo convexo”, después de haber descansado sobre un somier “taciturno que usar por turno”, antes de ir a su trabajo en un gran almacén. Y es que el pobre Mario, que trabaja en la barra del 33, no llega a casa hasta las seis de la mañana; eso si no le toca hacer caja, que entonces despídete. En 1986 todavía no se conocía la conciliación de la vida laboral y familiar.

Bajo este nuevo sentido, que tiene más que ver con el humor que con los humores adolescentes, releo y coreo, cuando se tercia, las canciones de MECANO. Todo gracias a la edad y a Ana, que me abrió y abre los ojos.

5 comentarios:

  1. ¡Que bueno, Angel! Muy divertido. Saludos, Juan

    ResponderEliminar
  2. que estupidez dices ¿todo eso te lo has acaramelado tu solito, guapo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que opinen los demás está de más.
      Y no: "Me cuesta tanto olvidarte" o como decía Ana en los conciertos en la última frase de otra canción: "Nos cuenta tanto olvidaros".


      Genial. Gracias por el Post.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Lo dice Mecano...y lo que opinen los demás está de más.

    ResponderEliminar