jueves, 13 de febrero de 2014

Otra gran miniserie de la HBO: John Adams


Paul Giamatti se luce en su papel de John Adams

John Adams es una magnífica miniserie de la HBO (2008), que narra su vida y su crucial papel en el nacimiento de los EE.UU. El personaje de Adams está interpretado por un espectacular Paul Giamatti, un papel que puede significar la culminación en la carrera de un buen actor. Giamatti (1967) es muy conocido por su participación en películas como American Splendor, El ilusionista, o más recientemente, 12 años de esclavitud
http://en.wikipedia.org/wiki/John_Adams_(miniseries)

John Adams fue uno de los “Padres fundadores” de los EE.UU, y llegó a ser su segundo presidente, sustituyendo a George Washington (un solemne David Morse en la serie). Nació en 1735, en Quincy (Massachussets). A pesar de pertenecer a una familia modesta, pudo asistir a la Universidad de Harvard, en principio, para convertirse en sacerdote. Sin embargo, John decidió estudiar derecho. En 1764 se casó con Abigail Smith (Laura Linney en la serie, en un papel complicado), con la que tuvo 6 hijos. El segundo, John Quincy Adams, llegó a ser el sexto presidente de los EE.UU.
El ejercicio de la abogacía llevó a Adams a terrenos próximos a la política. Así, participó en la oposición a las nuevos e impopulares impuestos que los ingleses impusieron a las colonias (Stamp Act 1765). En 1770 tiene lugar un hecho crucial en su vida y en el comienzo de la revuelta contra Inglaterra: la masacre de Boston. En ella, unos soldados ingleses acorralados por una multitud agresiva abrieron fuego, matando a 5 personas. Nadie quiso hacerse cargo de su defensa, y John Adams decidió aceptarla. Durante el juicio, demostró la importancia de los testigos. La mayoría de los soldados fueron absueltos, al demostrarse que no habían disparado directamente a la multitud. La serie de la HBO comienza con este episodio, y muestra como Adams tuvo algunos problemas tras el juicio, pero su prestigo como jurista y hombre honrado aumentó.
Durante la década de los 70, la tensión entre ingleses y americanos continúa aumentando. Comienzan los Congresos continentales, en los que participa Adams como representante por Massachussets. Una fracción creciente de las colonias quiere transformarse en estados e independizarse de la metrópolis. Finalmente, el 4 de julio de 1776 el Congreso aprueba una Declaración de Independencia, que había sido redactada por personajes de la talla de Adams, Thomas Jefferson (Stephen Dillane), Benjamin Franklin (divertidísima interpretación de Tom Wilkinson)…. La serie narra con bastante detalle las duras discusiones y los momentos de incertidumbre que rodearon a estos hechos.
A partir de ahí, la serie nos va contando, con amplios saltos temporales, y desde el punto de vista de Adams, el desarrollo de la Guerra de la Independencia americana, los difíciles primeros pasos de la nueva nación, la redacción de su constitución, su relación siempre al borde de la guerra con Inglaterra y Francia, los debates internos entre federalistas y republicanos, etc. Adams vivió mucho tiempo en Francia y Holanda tratando de ganar apoyo para la causa americana, y tras la independencia, fue designado como primer embajador de EE. UU. ante la corte inglesa, un puesto importante pero nada recomendable….
Durante esos años se vivieron momentos cruciales para la historia moderna, y especialmente interesante resulta la influencia que tuvo la revolución francesa. En EE.UU. arrancan debates que durarán muchos años más: la involucración en asuntos europeos, la esclavitud, la expansión territorial hacia el oeste, el equilibrio entre libertades individuales y el estado, el peso de cada estado en la toma de decisiones…

Hay escenas espectaculares, como la primera audiencia del Rey Jorge III al nuevo embajador Adams, o la entrada del Presidente Adams en una casa blanca a medio terminar. La parte final de la serie está dedicada a los últimos años del retirado John Adams, y a su correspondencia y reconciliación con Tomas Jefferson. Adams murió el 4 de julio de 1826, curiosamente el día en el que se celebraba el 50 aniversario de la Declaración de independencia y con unas horas de diferencia de la muerte de Thomas Jefferson.
Se trata de una estupenda serie, que de manera necesariamente resumida, narra momentos cruciales en el nacimiento del EE.UU. y en general, de la historia moderna. El carácter duro y honrado de Adams y su relación rica y compleja con su mujer, Abigail, se complementan perfectamente con la narración histórica, atrapando completamente al espectador. Está basada principalmente en el bestseller de David McCullough, el historiador que puso de moda y reivindicó la figura un tanto oscura de Adams. La serie disfruta de toda la calidad ofrecida por la  HBO, que asegura una producción de altísimo nivel. Una delicia.
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1 comentario: